Xiaomi Yeelight

Xiaomi amplía fronteras en el mercado de la domótica con una bombilla muy interesante.

Hablamos mucho de los dispositivos smart pensando siempre en la telefonía móvil y, desde hace unos años, en los relojes y las televisiones; sin embargo, el espectro poco a poco se está acercando a más aparatos y dispositivos cotidianos en nuestro día a día, dotándolos de un cúmulo de posibilidades impensables hace años.

Xiaomi es una de las firmas que se está lanzando a la carrera y, por si no tenía suficiente con sus smartphones o incluso sus robots aspiradora, ahora también quiere adentrarse aún más en terreno doméstico con la Xiaomi Yeelight, una bombilla inteligente que quiere cambiar nuestra forma de tratar la luz en el hogar.

1

Un concepto que suena extraño, pero que bebe directamente de la domótica que poco a poco se está adueñando de los hogares modernos.

Es un pequeño paso que invita a modificar las lámparas de casa para tener un mayor control sobre ellas estando tanto dentro como fuera del hogar, y del que te vamos a hablar en profundidad aquí, en esta review de la bombilla inteligente Xiaomi Yeelight.

Características de la bombilla Xiaomi Yeelight

Antes de adentrarnos en ningún apartado técnico, vamos a repasar las características principales y técnicas de la bombilla Xiaomi Yeelight. Presta atención al siguiente listado:

De tamaño reducido, la bombilla inteligente de Xiaomi requiere del uso de casquillos grandes para poder ser conectada. Si bien es cierto que la compañía distribuye también un adaptador para acoplarla a conexiones con otros tipos de casquillos, como puede ser el E14, algo más habitual, es un dato a tener en cuenta para evitar posibles problemas con su capacidad para funcionar.

En apariencia es una bombilla normal, con un robusto envoltorio metálico que abarca más de la mitad del conjunto con el logo de la compañía sellado en él. En comparación con las tradicionales, se puede decir que es algo más alargada, aunque encaja igual de bien que estas.

En cuanto al peso, es considerablemente más grande que el de una bombilla normal, incluso que el de una LED. Su robustez y posibilidades se traducen en algo más pesado y contundente, pero también más eficiente.

Este producto demuestra que Xiaomi quiere conseguir algo con una identidad propia, pero que no se aleje demasiado de las costumbres del consumidor.

En el terreno de la luz, sobre todo este en el que las bombillas inteligentes comienzan a abrirse paso con una fuerza inusitada, su propuesta quiere resultar familiar al consumidor con una apariencia que mezcle la eficiencia con la familiaridad.

Aunque cuestiones como el peso y ese toque metalizado hacen que sea fácilmente distinguible con respecto a cualquier otra bombilla.

No obstante, no es precisamente el aspecto lo que hace de esta una bombilla de lo más especial. Lo más interesante es lo que puedes hacer con ella, y es ahí donde vamos a entrar ahora mismo.

¿Qué puede hacer la bombilla inteligente Xiaomi Yeelight?

La respuesta corta a la pregunta sobre qué puede hacer la bombilla inteligente Xiaomi Yellight es que ilumina, pero lo importante no es eso, sino las posibilidades que brinda al usuario, y eso ya forma parte de la respuesta larga.

Hablamos de ella como una bombilla inteligente, y no lo decimos de forma baladí, en el fondo es un dispositivo smart, pensado para que el usuario pueda regular su uso desde cualquier aparato conectado a internet, permitiendo un mayor control sobre sus posibilidades.

No solo funciona como una bombilla al uso, labor que desempeña de forma automática la primera vez que se conecta, también se puede configurar para cambiar de color hacia el que desee gracias al enorme espectro cromático que abarca a través de sus 10 LEDs RGB o incluso actualizarse para mejorar su consumo y su reacción a la aplicación de Xiaomi.

Para poder utilizarla es indispensable contar con la app de Mi Home instalada en el dispositivo que se desee. Desde los smartphones hasta los smartwatch, el rango de dispositivos compatibles es muy amplio, lo que da una mayor versatilidad a la hora de utilizarla.

Hablando de las funciones disponibles, el usuario no solo puede modificar el color de luz que desea con cada bombilla, también puede establecer la intensidad de la iluminación, programar horarios de encendido y apagado o incluso programar "escenas domóticas" si posee más dispositivos semejantes.

Así, por medio de sensores, se puede establecer que las bombillas se enciendan al descender la cantidad de luz de la sala o al abrirse una puerta.

Una versatilidad realmente interesante que, sumada a la accesibilidad y la posibilidad de manipularlo todo sin importar donde se esté, siempre que haya conexión a internet, hacen de estas bombillas un paso más para acercarse a la total personalización del hogar.

Primera configuración, ¿es fácil?

Uno de los aspectos más destacables de la Xiaomi Yeelight es que su proceso de configuración no es complejo. Si bien requiere de seguir varios pasos más que cualquier bombilla tradicional, en la que ni siquiera habría que hablar de configuraciones o de aplicaciones, también es cierto que puede hacer mucho más que estas tradicionales, y eso es precisamente lo que la hace tan especial.

Una vez te haces con tu o tus unidades y las acoplas a la lámpara donde la quieres usar, lo primero que verás es que se enciende como una bombilla blanca normal, siempre y cuando tengas el interruptor activado.

Este es el primer punto que hay que saber: si el interruptor no está en la posición de encendido, no podrás hacer nada con ella por mucho que la manipules con su app y todo lo demás que iremos explicando a continuación.

Ya montada, lo siguiente es descargar e instalar la app Mi Home. Esta, desarrollada por Xiaomi, es la que sirve de centro de control para todo lo relacionado con los productos de domótica de la compañía.

Afortunadamente, hacerse con ella es tan sencillo como entrar en Google Play Store o en la App Store y descargarla tanto si eres de Android como de iOS. Es importante también saber que, para poder usar esta aplicación, es necesario contar con una cuenta de usuario registrada en Xiaomi, por lo que, si no se tiene, al entrar en la app se pedirá pasar el proceso de registro.

Después de esto, al revisar las conexiones Wi-Fi desde el teléfono, aparecerá una vinculada a la bombilla conectada. No cuenta con contraseña, por lo que puede resultar algo peligroso si hay alguien cerca con ganas de molestar en el proceso, pero no por ello te impide manipularla con facilidad.

Una vez conectado a su falsa red, el usuario solo debe volver a la aplicación y buscar la bombilla en el listado de dispositivos para registrarla y vincularla. Así, se vinculará a la red Wi-Fi del hogar en lugar de usar esa falsa red creada por ella y se evitan problemas con terceros.

Con esto hecho, la bombilla smart ya está conectada a internet y ya puede comenzar a utilizarse y modificarse. Se recomienda realizar un primer proceso de actualización en caso de que Xiaomi haya lanzado alguna mejora, como también permanecer atento a futuras versiones, ya que suelen arreglar posibles problemas y mejorar notablemente el rendimiento.

Como decíamos, es un proceso que dista mucho de ser el tradicional, pero a pesar de ello, son pocos y muy sencillos los pasos que hay que seguir, hasta el punto de que no hace falta tener nociones de informática para ello.

Cualquier persona con un smartphone puede realizar la primera configuración fácilmente, como también manipular la bombilla usando la app.

Valoración de Xiaomi Yeelight

Aunque puede ser un dispositivo que se aleje de los convencionalismos, está clara la intención de Xiaomi con Yeelight. La compañía asiática quiere acercar la domótica a todos los hogares, estableciendo los dispositivos smart como el epicentro desde el que controlar todos los parámetros posibles de la vivienda.

Las bombillas inteligentes de esta compañía son un buen punto de partida. La aplicación que se requiere para utilizarlas es compatible con la mayoría de dispositivos iOS y Android del mercado, y además su uso es sumamente intuitivo a la par que profundo, ofreciendo un gran abanico de opciones a la hora de configurar o activar/desactivar dichas bombillas.

El proceso de configuración inicial puede ser algo complicado para los más inexpertos en la materia, pero gracias a la documentación y la información que concede la propia Xiaomi, puede completarse sin problemas.

Estamos ante un producto joven, con un precio que actualmente oscila los 20 € y que puede sonar demasiado elevado para el consumidor medio. Sin embargo, su prolongado ciclo de vida y la posibilidad de manipular las luces incluso estando fuera de casa son sus puntos más fuertes, además de la opción de escoger colores.

Xiaomi Yeelight es una nueva forma de entender la iluminación del hogar, pero todavía dista de tener un precio que resulte atractivo para todos los públicos.