Mantenimiento de un Roomba: qué necesitas saber

Principalmente necesitas saber que un Roomba es un robot aspirador fabricado por iRobot y lanzado al mercado en el año 2002 y hasta la actualidad se ha ido mejorando grandemente al punto de que sus modelos incluyen sensores táctiles, ópticos y acústicos dependiendo de la serie.

Estos sensores les permiten a los robots aspiradores detectar obstáculos, suciedad, acumulaciones de polvo y desniveles lo que mejora grandemente su efectividad a la hora de limpiar el hogar diariamente o semanalmente sin ningún esfuerzo.

Al adquirir un robot aspirador Roomba tendrás tu piso libre de pelos de mascotas, y migas, también libre de suciedad y de polvo, por esto es que tener un robot aspirador Roomba en casa será una gran ventaja porque son muchos los beneficios que ofrece, entre los cuales se encuentran:

Los robots aspiradores Roomba cuentan con un potente sistema de limpieza gracias a que está dotado de sensores inteligentes que permiten que el robot aspirador se desplace sin problemas por todo tu hogar, así mismo se adapta y recuerda mediante su sistema de navegación el mapa de la casa habitación por habitación.

Estos robots de Roomba detectan la suciedad de manera automática gracias a los sensores Dirt Detect™, que al encontrar una zona bastante sucia se dedicará con más esmero a esa zona hasta dejarla limpia.

Roomba y todos sus robots aspiradores de todas las series aspiran los rincones y todas las orillas de las paredes atrapando la suciedad acumulada en esta área, incluso los pelos de tu gato o tu perro que suelen esconderse en estas orillas o rincones.

Utiliza tres fases de limpieza: Roomba cuenta con un cepillo de barrido lateral que está diseñado especialmente para levantar, acumular y aspirar la suciedad en la primera fase barre los rincones y las paredes, en la segunda fase atrapa la suciedad con dos cepillos de rotación inversa por todo el suelo y en la última fase succionará todo incluyendo partículas de polvo, ácaros y alérgenos.

Están disponibles modelos de última generación que puedes controlar mediante tu celular con una aplicación de iRobot Home que te permite iniciar o pausar, también cancelar los ciclos de limpieza que hayas programado, así mismo puedes personalizar tus preferencias.

Puedes ver los ciclos de limpieza que tu robot aspirador Roomba ha completado, así como su área de cobertura y el tiempo gracias a los informes de Clean Map™

Y finalmente son programables, puedes hacer que limpie tu casa siete veces por semana a la hora que desees.

Al ver todos estos beneficios sin dudar vas a comprar un robot aspirador Roomba, y si ya lo tienes entonces este artículo te interesa pues principalmente quiero hablarte sobre el mantenimiento de estos robots aspiradores Roomba.

Diseño y apariencia de un Roomba

Los robots aspiradores Roomba suelen ser de forma circular, la mayoría tiene un tamaño aproximado de 34 centímetros de diámetro y 9 centímetros de altura lo que los hace especiales para poder limpiar debajo de los muebles y llegar a zonas de difícil acceso.
Todos los robots Roomba incorporan en la parte delantera un parachoques que tiene un sensor mecánico al contacto, también cuentan con un sensor infrarrojo omnidireccional que le permite ir a cualquier dirección.

Aunque estas características de diseño y apariencia son comunes en todos los modelos, es bueno que sepas que hay cuatro generaciones de estos robots aspiradores Roomba: la primera generación ya obsoleta es la de los modelos originales, la segunda generación está compuesta por la serie Discovery o serie 400, mientras que la tercera generación es la de la serie 500.

Las más actuales y aun en uso son los de la cuarta generación que van desde la serie 600, 700 hasta la 800, aunque en la actualidad el mejor modelo de Roomba es el perteneciente a la serie 900 el cual se puede controlar con el celular inteligente.

Todos los modelos que actualmente se están utilizando cuentan con dos cepillos que giran en sentido contrario para poder atrapar los residuos del piso, y tienen una boquilla de aspiración que succiona estos residuos, algunos modelos montan en la parte derecha un tercer cepillo que se encuentra horizontalmente alineado y su función principal es capturar las partículas que se esconden en las orillas de la pared.

Mantenimiento de un Roomba

Ya que conoces los beneficios que te ofrece, y también como son en cuanto a tamaño y cuantas series hay, es hora de conocer cómo hacerle mantenimiento a tu robot aspirador Roomba que no solo está para limpiar y dejar reluciente tu hogar, sino que también necesita ser aseado para que nunca descienda su eficacia.

El proceso de mantenimiento para el aparato en si no es algo de otro mundo, aunque muchas personas no se atreven por temor a dañar algún componente de este aparato tan novedoso, y es lo nuevo lo que hace que te cohíbas de ¨meterle mano¨ para limpiar sus principales componentes como los cepillos y su depósito.

Es por esta razón que quiero facilitarte unos sencillos y prácticos consejos para que puedas limpiar tu robot aspirador Roomba y de esta manera mantengas su rendimiento y calidad de vida útil por mucho tiempo, haciéndole su respectivo mantenimiento tu misma o contratando un servicio técnico que posiblemente esté disponible en donde te encuentres.

Lo que debes saber sobre la batería

Hablemos principalmente de la batería, es un tema importante en lo que se refiere a mantenimiento de los robots Roomba, debes utilizar baterías de calidad, preferiblemente originales o compatibles.

Todas las baterías para los robots Roomba originales cumplen con la normativa vigente y son de alta calidad, lo que te permitirá sacarle el mejor provecho a tu aparato por cada ciclo de limpieza, sin importar la frecuencia con la que lo utilices.

Esto quiere decir que las baterías de los robots aspiradores son recargables y proporcionan ciclos de limpieza de larga duración. Lo aconsejable es que dejes a tu robot aspirador conectado a la base de carga cuando no lo estés utilizando, así mismo te recomiendo guardar tu robot en un lugar fresco y seco.

Debes recargar lo antes posible al robot aspirador cuando te indique que se encuentra agotada su batería porque si esperas varios días esta irá disminuyendo su eficacia y terminará sufriendo daños irreparables.

En caso de que debas guardar a tu robot aspirador Roomba por un largo periodo de tiempo debes entonces retirar la batería, pero asegúrate antes de retirarla que se encuentre completamente cargada.

Recuerda que dándole un uso regular o frecuente a tu robot aspirador hará que la batería recargable se mantenga en buen estado, y olvídate del mito que dejarla conectada la dañará, realmente ocurre lo contrario, dejarla conectada la beneficiará.

Ten en cuenta que si la batería es negra o azul la debes almacenar después de haber usado el Roomba, mientras que las baterías amarillas tienen que ser almacenadas solo después de que estén completamente cargadas para que no se vayan a dañar por el desuso.

Si el período en el que vas a guardar tu robot aspirador Roomba es superior a seis meses entonces al llegar este día del sexto mes de que ha permanecido guardada, debes sacarla de su lugar de guardado y ponerla a carga, esto lo debes hacer una vez cada seis meses para que no disminuya su optimo rendimiento.

En caso de que sea la primera vez que cargas la batería del robot aspirador Roomba debes dejarla conectada al menos 16 horas, lo mismo cuando no la hayas usado por un largo tiempo, esta carga extendida va a renovar la batería y alargará su vida.

Para acceder a ella solo debes retirar la tapa inferior que se encuentra atornillada, usa tornillos de estrella, al tenerla abierta verás la batería de iones de litio, y debes saber que generalmente las baterías de los Roomba son de una capacidad de 3.300 miliamperios.

Mantenimiento de los cepillos

Otro punto importante que debes saber para el mantenimiento de tu Roomba es sobre los cepillos, deben estar siempre limpios porque si llegan a obstruirse tu robot aspirador utilizará más potencia de la debida para poder hacerlos girar.

La idea principal de mantener los cepillos limpios es evitar la acumulación de pelo y suciedad que con el tiempo hará que tu robot disminuya su eficacia e incluso se dañe, y es lo último que deseas puesto que esperas poder disfrutar de los beneficios del robot aspirador Roomba por muchos años y para lograr esto hay que hacerle mantenimiento a sus cepillos.

En el compartimento central de tu Roomba, el que se encuentra en su reverso vas a ver dos cepillos distintos: el de color verde y el otro que tiene en los extremos un color amarillo. Cada uno de ellos gira en dirección opuesta al otro.

Este giro contrario que los cepillos realizan favorecen la trayectoria de la suciedad hacia adentro del depósito del robot aspirador Roomba, y lo complementa la capacidad de succión o aspiración que tiene para que tu limpieza sea 100% efectiva.

El cepillo batidor cuenta con finas y flexibles laminas para batir las superficies y levantar el polvo que se encuentra en el suelo, lo dirige hacia el otro cepillo quien a su vez favorecerá el ascenso de lo que recibe hacia el depósito. Este cepillo batidor es el verde mientras que el siguiente es el de los extremos amarillos.

El cepillo de cerdas de alta calidad y finas laminas terminan el trabajo que el cepillo anterior comienza, con la diferencia de que las cerdas llegan a las grietas y los recovecos del suelo, de esta manera se garantiza la limpieza total y absoluta sin importar la superficie que sea.

La importancia de la limpieza y el mantenimiento de estos y su cambio en cierto tiempo (más adelante hablaremos del tiempo en el cual debes sustituirlos) radica principalmente en la eficacia de la limpieza del piso, puesto que como te mencioné si se atasca con demasiados pelos y suciedad no podrán girar y el robot se forzará mucho intentando hacerlos girar y lo dañaría.

Para limpiarlos solo deberás extraer la rejilla protectora del cepillo levantando las dos lengüetas amarillas. Luego procederás a retirar y limpiar los dos cepillos, el mismo robot incorpora una herramienta de limpieza que te ayuda a eliminar el pelo que está enredado en los cepillos.

Para limpiar el cepillo lateral entonces con un destornillador o moneda vas a quitar el tornillo y retirar el cepillo, lo limpias y lo vuelves a instalar, en caso de que el cepillo lateral no quiera girar deberás comunicarte con el servicio de soporte técnico del fabricante iRobot.

Mantenimiento del Depósito

Otra de las cosas que evidentemente requieren de mantenimiento es el depósito de tu Roomba pues es el que se hace con más frecuencia, en si con la misma frecuencia que pones al robot aspirador a funcionar, y como se trata de Roomba quiere decir que tiene bastante capacidad de almacenamiento y solo debes vaciarlo después de cada ciclo de limpieza.

Hay modelos avanzados de Roomba que cuentan con indicador de luz para avisarte cuando debe ser vaciado el depósito, te dice mediante un aviso de luz color rojo cuando se encuentra el depósito lleno, sin embargo hay modelos que no tienen esta características, pero no es problema, simplemente debes chequear por ti misma si el depósito ya se llenó.

Limpiar el depósito es muy sencillo, debes presionar la lengüeta de liberación y abrir su puerta para posteriormente vaciar el depósito justo después de cada ciclo de limpieza, luego en este mismo proceso deberás limpiar el filtro HEPA pero hablaremos de este más adelante.

Sensores de depósito lleno

No se trata solo del mantenimiento del depósito sino que también es recomendable limpiar los sensores de depósito lleno, así como los puertos de los sensores internos y externos. Esto solucionará o evitará el problema de la luz que permanece en color rojo aun cuando se ha vaciado el depósito. Solo asegúrate de usar un paño suave limpio y seco.

Mantenimiento de los Filtros

Una vez que hayas vaciado el depósito y hayas limpiado sus sensores de depósito lleno, entonces debes proceder a limpiar el filtro tu robot aspirador Roomba, un filtro HEPA que se encuentra en el depósito también y que debes limpiar cada cierto tiempo y también deben ser sustituidos.

Limpiar estos filtros de tu Roomba no es nada complicado, solo debes retirar el depósito de aspiración y levantar la lengüeta que libera la tapa del filtro, sujeta la lengüeta amarilla para que puedas retirar el filtro.

Toma el filtro y golpéalo contra el recipiente de la basura para sacudirlo y poder quitarle todo el polvo, luego presiona el lateral del filtro contra la palanca metálica, recuerda que los filtros no se pueden lavar, simplemente insértalo y vuelve a instalar el depósito.

Limpiando los extractores y la ruta de aspiración

Otro punto a tener en cuenta en lo que se refiere a mantenimiento del robot aspirador Roomba es la limpieza de la ruta de aspiración y los extractores, debes sujetar las lengüetas que liberan el marco de los extractores amarillos, observa detenidamente y elimina cualquier obstrucción que veas.

Esto quiere decir que vas a limpiar los pelos y los residuos presentes en las clavijas de plástico tanto hexagonales como cuadradas a los lados de los extractores, así como alrededor de los ejes de metal.

Una vez que te hayas asegurado que la ruta de aspiración está despejada debes instalar nuevamente los extractores de suciedad, y en este momento debes tener cuidado porque deben coincidir el color y la forma de las clavijas con los iconos y colores que están en el cabezal de limpieza. Por ultimo asegúrate de que estén alineados de manera correcta.

Sustitución de extractores

Cuando ya haya transcurrido cierta cantidad de tiempo, hablamos de unos seis meses de uso, los extractores deberán ser sustituidos, para esto vas a realizar el procedimiento descrito anteriormente de la limpieza de los extractores pero en lugar de colocar los viejos, vas a colocarle la pieza de recambio nueva.

Una vez que hayas hecho esto entonces fíjate muy bien que el extractor se encuentre alineado correctamente, estas piezas de recambio originales las conseguirás en la tienda del fabricante iRobot o con un vendedor autorizado.

Mantenimiento de la Rueda pivotante frontal

Mantener la rueda pivotante frontal de tu robot aspirador es igual de importante que las piezas anteriormente mencionadas, y la debes limpiar una vez por semana para que tu aparato siempre mantenga el mismo rendimiento óptimo y eficacia al limpiar.

Para poder limpiar los residuos que se encuentran en el interior tienes que quitar la rueda, simplemente extrayéndola con un popo de fuerza, luego de limpiarla entonces la vuelves a poner en su lugar y la giras manualmente para asegurarte de que funcionará de manera correcta.

Limpieza de los Contactos de carga

Quizá no te lo imaginabas pero también debes limpiar los contactos de carga de la home base y del robot aspirador mismo pero con un pañito seco y por supuesto libre de polvo para que en lugar de limpiarlo no lo vayas a ensuciar más.

Limpieza de los Sensores de desnivel

Te hablé anteriormente de la limpieza de los sensores de depósito lleno, pero en este momento te hablo sobre el mantenimiento de los sensores de desnivel, el cual es recomendable limpiar una vez por semana, dependiendo del modelo ya la serie Roomba te encontraras con cuatro sensores o con seis, solo debes limpiarlo con un trapo seco, suave y limpio.

Vas a notar que estos sensores tienen aberturas u orificios, límpialos con paciencia, como te dije pueden ser solo cuatro sensores de desnivel, como pueden ser seis sensores de desnivel, todo dependerá del modelo de Roomba que tengas.

Mantenimiento de la Cámara iAdapt

Los modelos más recientes son muy innovadores, estos incorporan una cámara que también debes mantener limpia para que siempre cumpla con su trabajo de manera eficaz. Generalmente son los robots aspiradores de la serie 900 quienes cuentan con estas cámaras.

Vas a limpiar la pantalla que está ubicada en la superficie del robot Roomba, utiliza un paño húmedo si lo deseas pero debes asegurarte de que sea de microfibra o de algodón muy suave, puedes utilizar agua o alguna solución de limpieza, ligeramente aplicada no en exceso.

Sensor de rastreo de suelos

Al darle la vuelta a tu robot aspirador Roomba notaras el sensor de rastreo de suelos, este también debes limpiarlo, puedes utilizar el mismo pañito que utilizaste para la cámara y elimina toda la suciedad que esté acumulada en el orificio redondeado del sensor ubicado en el lateral derecho.

La cámara y este sensor trabajan en conjunto puesto que con este se puede leer la superficie y crear un mapa para que tu robot Roomba evite obstáculos y memorice la casa por completo, por esta razón es importante mantener la cámara y el sensor siempre limpios.

¿Cada cuánto hay que limpiar o cambiar las piezas de un Roomba?

La frecuencia con la que debes limpiar y reemplazar las piezas del robot aspirador Roomba es la siguiente:

Otro sensor que debe limpiarse una vez al mes es el de seguimiento de piso, junto a la cámara de localización iAdapt. Este mantenimiento garantiza la eficacia y durabilidad del robot aspirador Roomba y por supuesto su rendimiento.