El replicante

Robótica y tecnología

La carga inalámbrica para vehículos eléctricos más cerca que nunca

La carga inalámbrica de vehículos eléctricos en movimiento está un paso más cerca de llegar a las carreteras, según los investigadores de la Universidad de Stanford.

Actualmente, la carga inalámbrica mediante una técnica conocida como inducción magnética, la utilizamos para cargar los cepillos de dientes eléctricos, las herramientas eléctricas, los robots aspiradores (ya os di mi opinión de ellos en este artículo), los implantes médicos y otros dispositivos.

La carga inalámbrica para vehículos eléctricos más cerca que nunca

¿Cómo funciona?

Esta carga inductiva depende de al menos dos bobinas, una en el transmisor de potencia y otra en el receptor de potencia. Cuando la bobina del transmisor tiene energía, genera un campo electromagnético que puede transferir energía a la bobina del receptor.

Hace 10 años se demostró que es posible encender una bombilla de forma inalámbrica a más de 2 metros de distancia. Así se llevó a la idea de que unas bobinas enterradas en una carretera pudieran ayudar a cargar vehículos eléctricos en movimiento situados encima.

Tal estrategia podría, en teoría, permitir que un vehículo eléctrico recargase la electricidad sin tener que parar, durante un tiempo ilimitado.

Sin embargo, para suministrar energía inalámbrica de una manera eficiente, hay que adaptar con precisión las propiedades eléctricas de los transmisores y receptores para tener en cuenta su posición y orientación entre sí.

Por lo tanto, estos métodos requieren que tanto los transmisores como los receptores permanezcan casi inmóviles.

La transferencia de energía inalámbrica sólo es eficiente a una distancia determinada, ya que las técnicas de energía inalámbrica utilizan ondas de radio para excitar la bobina del transmisor.

Pero los ingenieros están desarrollando una técnica para generar eficientemente energía constante, a un dispositivo móvil cercano, ¿cómo? sustituyendo las ondas de radio por un amplificador de uso general.

Si las bobinas son idénticas, todo el sistema seleccionará automáticamente la frecuencia que maximiza la eficiencia de transferencia de energía del transmisor al receptor, sin importar la distancia entre las bobinas, debido a un concepto de física cuántica conocido como simetría paridad-tiempo.

Se ha dado un paso adelante muy importante con la carga dinámica, transfiriendo energía inalámbrica a un objeto en movimiento.

Ya se ha experimentado, dando electricidad a una bombilla que se mantuvo constante aunque el receptor estaba a 1 metro del transmisor.

La nueva tecnología recargará los coches sin importar lo rápido que estén viajando, ya que se ajusta muy rápido (unos cientos de microsegundos).

Aunque los experimentos sólo utilizaban un milivatio de potencia, y los coches eléctricos pueden requerir decenas de kilovatios, la física debería ser capaz de escalar hasta una cantidad mucho mayor de potencia.

Esta tecnología también podría ayudar a cargar dispositivos móviles, implantes médicos y robots industriales en un futuro.