El replicante

Robótica y tecnología

Exposición robótica: Robot Swarm

Una nueva exposición interactiva en la ciudad de Nueva York enseña a niños y adultos por igual sobre el orden matemático del mundo natural de una manera poco convencional: con docenas de enjambres de robots.

A primera vista, la exposición “Robot Swarm”, que abre el domingo (14 de diciembre) en el Museo de matemáticas (MoMath) en la ciudad de Nueva York, se parece más a un ring de boxeo futurista que a la sala de exposiciones de un reputado museo.

Exposición robótica: Robot Swarm

Basicamente, es una caja metálica situada en alto y acordonada por cuerda gruesa En una vista previa de la exposición, tres personas en mochilas (que resultan ser co-fundadores y principal diseñador de MoMath) dan vueltas alrededor alrededor del ring, realizando lo que parecen ser juego de piernas y un ligero intercambio de susurros. Pero nadie lanza golpes en este ring. Al menos nadie humano.

Como los miembros del trío se mueven alrededor del ring, cada uno es perseguido por una manada de pequeños robots que se enrollan justo bajo sus pies. Los robots, que parecen un ejército de cangrejos mecánicos, son claramente visibles a través de suelo transparente de la exhibición.

Los robots llevan unas pequeñas luces, y muestran un flash rojo, verde o amarillo dependiendo del humano al que están siguiendo en este momento. El ejército mecánico está en “modo persecución.” Cada mochila contiene un sensor que permite a los robots detectar la ubicación del usuario. Una vez detectado, se lanzan a por el portador de la mochila.

“En un enjambre, el todo es más que la suma de sus partes. No hay casi ninguna inteligencia individual, pero crean este grupo inteligencia debido a la interacción de sus comportamientos,” explica Glen Whitney, co-fundador y Co-Director de MoMath.

Para asegurarse de que los comportamientos de los robots individuales son parte de una imagen más grande, cada pequeño bot mantiene comunicación por radio con un ordenador central, que emite órdenes basadas en cinco diferentes comportamientos que deben realizar los bots.

En la demostración de esta semana, los robots persiguen a la gente en el ring, pero cuando está en modo “huir”, se cambian los roles, y ahora el trabajo de los robots es huir de la gente en el ring. En el modo “robophobia”, los robots se excluyenmutuamente, huyen de los demás robots tratando de llegar lo más lejos posible de sus camaradas.

Por ejemplo, cuando vemos el enjambre de robots alrededor de pies de Lawrence, la regla que siguen es simple: llegar lo más cerca posible el sensor.

En el mundo real, muchas de las tareas realizadas por los robots son (o pronto lo serán) ayudados por una comprensión del comportamiento emergente, colectivo. El objetivo final para aquellos que estudian los robots en este contexto es entender la relación entre las interacciones simples y local esde los robots y los comportamientos complejos del grupo, dijo James McLurkin, profesor de Ciencias en la Universidad Rice en Texas y uno de los especialistas en robótica de MoMath en residencia.

“El Santo Grial es identificar un objetivo global y que de alguna manera todos estos robots se organicen y colaboren para hacerlo”, dijo McLurkin. “Y que el ser humano, no tenga que especificar las acciones de cada robot individual”.

McLurkin ayudó en MoMath a 24 bots para lograr objetivos globales para la exposición “Robot Swarm” y que ha hecho lo mismo con al menos 100 robots en su laboratorio. Michael Rubenstein, un postdoctorado en la Universidad de Harvard, ha descubierto cómo conseguir que 1.000 pequeños robots realicen tareas de grupo simples, como moverse en una forma particular.