Amazon Echo Spot

Analizamos el único altavoz inteligente de Amazon que permite ver vídeos y fotografías.

Los asistentes virtuales han adquirido una nueva dimensión con la llegada de los altavoces inteligentes. En este terreno, Amazon ha cogido carrerilla y se ha puesto en primer lugar construyendo toda una familia de dispositivos pensados para sacar partido de su asistente, Alexa, y hacer las cosas algo más sencillas en el hogar.

1

Dentro de esta familia encontramos varios modelos, que van desde el económico Echo Dot hasta el caro Echo Plus. En el campo que hay entre ambos se encuentran dos modelos más, pero hay uno que destaca sobre todo por ser el único que cuenta con pantalla.

Hablamos del Amazon Echo Spot, el mismo que vamos a analizar aquí.

Un aparato que cubre la principal carencia de cualquiera de los altavoces inteligentes que hay en el mercado, la ausencia de pantalla.

Amplía el rango de posibilidades de estos dispositivos gracias tanto a esto como a la cámara integrada, pero no se libra de flaquear en los aspectos que flaquean muchos otros. ¿Tienes curiosidad? Pues sigue leyendo nuestra review del Amazon Echo Spot.

Características del Amazon Echo Spot

Dicen que las apariencias engañan, y en el caso del dispositivo Amazon Echo Spot esta frase es toda una realidad.

Ver este aparato encendido y en modo reposo puede ser como ver un reloj de mesa, pero esconde en su interior una circuitería y un software impensables para cualquier reloj tradicional. Es, de hecho, uno de los modelos más completos de toda la familia Echo de Amazon.

Lo primero que debemos señalar es su tamaño. Hablamos de un aparato que cuenta con una altura de 97 mm, una anchura de 104 mm y un peso de 420 gramos, con un diseño esférico con un corte para toda la zona de la pantalla y la cámara.

Sí, hablamos de pantalla y de cámara porque, como decíamos antes, este es el único dispositivo Echo que ofrece la posibilidad de mostrar y reconocer imágenes, por lo que se convierte en mucho más que un altavoz.

Siguiendo con sus especificaciones técnicas, podemos ver que, en este caso, sí estamos ante algo cuyo aspecto recuerda más al de un dispositivo electrónico que al de un elemento decorativo.

Aquí, Amazon ha apostado por una línea de diseño más funcional, aunque no renuncia a la estética al dotarlo de esa forma tan peculiar. Aquí no podemos hablar de una tela que hace de recubrimiento, pero sí de dos colores disponibles: blanco y negro.

Se mantiene en ese terreno en el que el aparato funciona como complemento decorativo, pero se acerca más a la tecnología que a la decoración, al contrario de lo que sucede con cualquier otro modelo de Amazon Echo que puedas ver.

A pesar de ello, la decisión de diseño tomada aquí tiene mucha lógica, ya que su uso está enfocado más a la interacción directa no solo mediante voz, sino también a través de la imagen.

Por eso, lo segundo que más llama la atención al verlo es que dispone de una pantalla circular de 64 mm de diámetro, en la que se muestran tanto vídeos como imágenes estáticas si se desea. Sobre esta, hay una pequeña cámara frontal que, a pesar de lo reducida que es, cuenta con una resolución bastante decente para grabar y tomar instantáneas.

Además de esto, su conectividad Wi-Fi es compatible con redes de 2,4 y de 5 GHz, asegurando compatibilidad plena con todas las conexiones inalámbricas disponibles en la actualidad. Aunque no funciona con redes wifi ad hoc, ofrece también conectividad Bluetooth para complementarse con el Echo Spot u otro dispositivo si se desea.

En cuestiones de sonido, hablamos de un aparato que dispone en su parte trasera de 4 micrófonos que aseguran un buen reconocimiento de voz al usuario, como también de un altavoz de 3,56 centímetros de tamaño que, si bien ofrece un nivel de volumen considerable, posee unas cotas de calidad que no están a la altura ni del Echo estándar ni del Echo Plus.

Por último, en su parte superior-trasera dispone de 3 botones: dos para ajustar el volumen y uno para activar o desactivar tanto la cámara como el micrófono.

Por sus especificaciones, se puede ver que es un dispositivo que busca conseguir un poco más de versatilidad que el resto de compañeros de la familia Amazon Echo.

El Echo Spot tiene en su pantalla su principal valor añadido, y es lo que hace que cuente con un potente atractivo para quien busca algo más completo a nivel audiovisual.

Por otra parte, tanto su diseño como sus características refuerzan su posición como un dispositivo robusto y funcional, algo más alejado del sentido estético de los demás de su familia.

Rendimiento del Amazon Echo Spot

Sabiendo cómo es y qué tiene, es el momento de abordar otra cuestión importante: ¿qué es capaz de hacer el Amazon Echo Spot?, ¿cuáles son las funciones que lo hacen destacar?

Para responder a todo esto con brevedad, podemos limitarnos a decir que es una versión algo más completa de lo que ofrecen los Amazon Echo convencionales. Se trata de un altavoz que, junto con Alexa, se convierte en el asistente definitivo para el hogar.

Sin embargo, su pantalla le da un toque mayor de profundidad, que se traduce en una versatilidad aún más grande.

Y decimos que es una versatilidad mayor la de este dispositivo porque incluye una pantalla, y eso permite que no solo sirva para hacer cosas habituales en estos aparatos como llamar por teléfono, escuchar noticias de actualidad, pedir comida o incluso controlar luces y demás aparatos gracias a la domótica; sino que, junto a todo esto, sume la posibilidad de realizar videollamadas, ver vídeos de cualquier tipo, incluso series, y por supuesto realizar fotografías o grabar.

El binomio de cámara y pantalla le da un valor añadido tan importante como interesante a este modelo, ya que cubre el mayor punto flaco de cualquier Amazon Echo.

Esto hace que pueda funcionar como reloj mientras permanece en reposo, que muestre la canción que está sonando y que, en resumen, pueda por fin valerse de la imagen para transmitir más información al usuario.

Por supuesto, es compatible con el uso de Skills, de hecho puede usar más todavía debido a ese factor que lo diferencia del resto.

Algunas de las principales cadenas de televisión del país ofrecen sus contenidos para ser utilizados también con el Echo Spot, a lo que debemos sumar todo eso que añaden las demás apps que hay disponibles para este y los demás aparatos relacionados.

Hay que señalar también que, aunque es compatible con las tareas de domótica, no se libra de necesitar el accesorio Smart Plug de Amazon, ya que es el único con el que es compatible, a excepción de algunas marcas de bombillas inteligentes que se están compatibilizando también.

Su configuración y su puesta a punto son también bastante sencillas, lo que lo convierte en un aparato muy accesible y fácil de usar.

Donde falla es precisamente donde falla Alexa. Si bien su pantalla puede resultar demasiado pequeña para algunos usuarios, y la calidad de su sonido inferior para los más exigentes, cumple en todo lo demás, a excepción del reconocimiento de varios idiomas o de varios perfiles de usuario.

Cualquiera puede usar Amazon Echo Spot en un hogar donde ya esté configurado, pero solo una persona puede asignar sus tareas, citas y demás elementos de personalización.

Veredicto - Amazon Echo Spot, un híbrido atractivo

Vamos a aclararlo todo con suma sencillez. Amazon Echo Spot es el dispositivo Echo más completo de todos. Al incorporar una pantalla y una cámara, permite que los usuarios disfruten de una capa extra de profundidad con unas funciones impensables en los demás dispositivos de la misma familia.

Combinamos esto con la versatilidad y crecientes posibilidades de Alexa y tenemos no solo un altavoz inteligente, sino un centro multimedia inteligente.

Como punto en contra podemos señalar que carece de una pantalla de mayores dimensiones, cosa que haría algo más fácil la visualización de contenidos en él, como también que la pantalla circular pueda suponer un problema para consumir contenido multimedia tradicional, por los cortes que pueda haber con formatos como el 4:3 o el 16:9.

Es un producto bastante completo, con un precio ligeramente superior a la media (129,99 euros en Amazon) que lo coloca por encima de Echo Dot y Echo; pero que está por debajo del Echo Plus tanto en precio como en prestaciones.

¿Su mayor ventaja? Que no solo se limita al sonido, y eso lo convierte en un modelo único dentro de toda esta gama de dispositivos inteligentes.

De hecho, su única carencia con respecto al modelo más caro es que no cuenta con un hub nativo de control de domótica. Por todo lo demás, es el mejor que puedes comprar.

Lo bueno

Lo malo