Amazon Echo Show

Desgranamos a fondo la propuesta del Amazon Echo Show y valoramos sus capacidades.

Amazon Echo se ha convertido en un sello de calidad y utilidad en el hogar. El gigante del comercio online ha demostrado que sabe adentrarse en otros terrenos más allá de la compra y la venta para ofrecer soluciones pensadas para simplificar las tareas cotidianas, a través de toda una gama de altavoces inteligentes con un asistente en su interior: Alexa.

1

El compendio de productos pertenecientes a esta familia es bastante amplio, habiendo todo tipo de modelos diferentes en cuanto a funciones, formas, tamaños y precios. No obstante, hay uno que destaca por encima del resto por ser, además del más joven, el más completo de todos. El Amazon Echo Show.

Vamos a detenernos para hablar en profundidad de este dispositivo en concreto, y dejar muy claro por qué esa afirmación alegando que es el más completo.

De aspecto distinto al resto, integra una pantalla táctil que se convierte en la mitad de un corazón dividido entre lo que se ve, y lo que se escucha gracias a Alexa. Toma asiento y acomódate, porque vamos a analizar el Amazon Echo Show con todo lujo de detalles.

Características de Amazon Echo Show

Estamos ante uno de los productos más distintos al resto de la familia Echo, con permiso del Echo Spot con el que comparte similitudes evidentes. El Amazon Echo Show se caracteriza por integrar una pantalla de 7 pulgadas y una cámara en su parte frontal, pero antes de eso, tenemos que hablar sobre su diseño, porque es realmente sobrio.

El Echo Show deja muy claro que es un producto distinto al resto de los altavoces inteligentes de Amazon, y lo hace por un camino que quizá no sea el más adecuado.

En lugar de ser un dispositivo con una apariencia pensada para encajar de forma natural en el hogar y liberarse de una estética que lo vincule directamente a cualquier dispositivo electrónico, aquí se ha lanzado de lleno a parecer lo que es: un aparato con altavoz que enchufas en tu salón.

Recto, metálico y en tonos oscuros, la sobriedad de su estilo mira directamente hacia la funcionalidad. Deja completamente a un lado cualquier uso ornamental para centrarse en ser un dispositivo útil y sencillo.

Entrando ya en datos y números, estamos ante un modelo que tiene unas dimensiones de 187 x 187 x 190 milímetros y pesa 1,17 kilogramos. Es uno de los dispositivos más pesados de toda la familia por una sencilla razón, y es que es el más complejo de todos en cuanto a funciones y opciones. Si seguimos hilando todas sus características, podréis entender por qué lo decimos.

Lo siguiente que debemos desgranar es uno de sus aspectos más evidentes. Su pantalla tiene un tamaño de 7 pulgadas y es completamente táctil. Está pensada para poder interactuar con ella directamente en el caso de querer prescindir de los comandos de voz para hablar con Alexa, o para pedir que lleve a cabo cualquier función.

Justo encima de esto, además, tiene colocada una cámara de 5 Mpx en su frontal.

En lo referente al sonido, dispone de dos altavoces de 2 pulgadas cada uno para conseguir una salida en estéreo, aunque también dispone de salida Dolby para mejorar su calidad y ofrecer una mayor inmersión.

También dispone de entrada de sonido, con 8 micrófonos disponibles en la parte superior para detectar con suma facilidad la voz de cualquiera que quiera interactuar con Alexa.

Además de todo esto, cuenta con conectividad vía Wi-Fi y Bluetooth, un cable de conexión de 6 metros de largo, una botonera con tres botones para silenciar el micrófono y subir o bajar el volumen y, en su interior, incluye un procesador Intel Atom X5-Z8350, uno de los más potentes que se ha podido ver en un dispositivo de este tipo jamás.

Posee un conjunto de características notables, un compendio que garantiza un buen funcionamiento y resultados más que buenos. Aunque mantener una estética tan funcional, en comparación con el resto, resulta bastante llamativo y empobrece ligeramente el conjunto.

Capacidades de Amazon Echo Show - ¿Qué puede hacer?

Tener un Amazon Echo es tener un altavoz con el que interactuar a través de comandos de voz. Sin embargo, el caso del Amazon Echo Show es distinto, ya que incorpora una pantalla táctil pensada para ser utilizada junto con la interacción tradicional en esta gama de dispositivos.

Así, en primer lugar, nos encontramos con un aparato que ofrece lo mismo que cualquier otro Echo. Puedes interactuar usando tu voz con Alexa para estar al tanto de las noticias de actualidad, programar alarmas, hacer un seguimiento de tu agenda, escuchar la música que desees e incluso, si se dispone de dispositivos compatibles, convertir tu hogar en un hogar inteligente a través de la domótica.

Esta versión incluye las mismas capacidades que el Amazon Echo Plus, convirtiéndolo en un buen centro domótico automáticamente, sin necesidad de usar los Smart Plugs en otros aparatos.

Gracias a esto, además de todo lo anterior, puedes programar escenas y ambientaciones diferentes para los distintos tramos horarios del día, combinando el uso de luces, el movimiento de persianas, de puertas y de todo aquello que pueda quedar interconectado.

Lo que trae nuevo este dispositivo a los Echo es su pantalla tanto por lo que puede mostrar como por lo que se puede hacer a través de ella. El Echo Show no solo sirve para hacer videollamadas gracias al binomio pantalla-cámara, también te permite disfrutar de vídeos de cualquier tipo o incluso ver la señal capturada por alguna cámara que tengas instalada en el hogar y esté conectada.

El rango de compatibilidades dentro del catálogo de Skills se dispara más todavía gracias a esto, ya que estamos ante un dispositivo que carece de las limitaciones de los otros, pero que incorpora todas las funciones de los otros. Es decir, todo el catálogo disponible de estas app para Alexa se puede instalar en el Amazon Echo Show y aprovecharse al máximo.

Por otra parte, aunque “tocar a Alexa” no parece lo más natural, sobre todo a sabiendas de que el sistema está pensado para usar la voz por encima de todo, la pantalla tiene un menú principal que se puede personalizar para que muestre la información que se desee.

A través de él, con un par de sencillas pulsaciones, es posible acceder a las alarmas, al panel de domótica y a los ajustes, además de volver al menú principal.

Carece de una opción para ver todas las skills instaladas a base de tocar la pantalla, aunque sí incluye un navegador que se agradece considerablemente por lo que aporta. Una pena que no se pueda visitar una web pidiéndolo mediante voz.

Se siguen sin poder establecer perfiles de voz para diferentes usuarios, haciendo que solo haya uno que pueda asignar datos de su agenda y demás para recibir respuestas personalizadas. Todos pueden interactuar, pero solo uno será el verdadero dueño del dispositivo y podrá sacarle partido realmente.

Amazon Echo Show - Veredicto

Un Echo con pantalla y, además, táctil. El Amazon Echo Show tiene todas las papeletas para ser el mejor de toda la familia, y así lo parece a simple vista. Es el más completo en funciones, y por lo tanto el más versátil. Además, incluye algunas skills únicas para sacar partido de su naturaleza.

Sigue manteniendo algunos problemas propios de toda la gama Echo, como la imposibilidad de reconocer a más de un propietario para establecer perfiles o incluso trabajar en más de un idioma, algo que se solventará con alguna actualización tarde o temprano; pero al mismo tiempo tiene también todo lo bueno y lo mejora gracias a las novedades que incorpora con respecto al resto.

Su diseño es mucho menos atractivo que el de cualquier dispositivo Amazon Echo que haya en el mercado, sobre todo si miramos a la primera generación del Echo Show, y eso puede ser un punto en contra para aquellos que miren a estos aparatos no solo como algo útil, sino también decorativo.

Sacrifica un aspecto ornamental y más adecuado para ocupar un lugar visible en un salón para ofrecer más funciones y ser mucho más completo en todos los sentidos. Es una lástima que todavía no esté a la venta en España, ya que es el mejor integrante de toda la familia de altavoces inteligentes Amazon Echo.

Actualmente, su precio es de 229 dólares, lo que lo convierte también en el integrante más caro de todos. No obstante, viendo todo lo que es capaz de hacer, no extraña en absoluto.

Lo bueno

Lo malo